El primer mes de vida

El primer mes de vida del bebé es impresionante, más aún para padres primerizos. Es el mes durante el cual se tendrá que aprender todo lo relacionado con el bebé, sobre todo si no se tiene una experiencia previa, y adaptarse a todos los cambios que ocasiona en la vida de la pareja. Sin embargo, hasta que los padres dominan la situación por completo y se adaptan al cambio, se pasará por situaciones que pueden agobiar un poco. “¿Por qué llora el bebé? ¿Tendrá calor? ¿Frío? ¿Serán gases? ¿Está comiendo todo lo que necesita? ¿Se queda con hambre?”
Los mejores consejos que se pueden recibir en este primer mes son: no agobiarse en exceso e intentar que ambos padres se involucren todo lo que puedan en el cuidado del recién nacido. El tiempo pasa realmente rápido al principio y hay que aprovecharlo al máximo. Todos los días parecen iguales, pero son diferentes. La cara del bebé parece cambiar de un día para otro. Se aprenderá a establecer una rutina diaria: tomas, horas de sueño, baño, paseo, etc.
El bebé no tiene definido un esquema corporal. Se le debe tocar y acariciar todo el cuerpo, sonreírle, hablarle y cogerle. Progresivamente, sonríe, fija la mirada y sostiene la cabeza. Conoce a la madre, se interesa por los objetos móviles y musicales, mira lo que le rodea, se recrea en sus manos y le empezarán a gustar los colores fuertes.

Cambios durante el primer mes de vida:

  • Principalmente el bebé se dedicará a comer y dormir.
  • A los 10 días se le cae el cordón umbilical.
  • Ganará un peso de unos 175 g. por semana.
  • La vista y el oído son sentidos inmaduros todavía. Pero poco a poco comienzan a seguir con la mirada objetos, y responden a estímulos sonoros.
  • El llanto sigue siendo su forma de comunicarse.
  • Empiezan a fortalecer los músculos del cuello para poder ir manteniendo erguida la cabeza.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contenidos relacionados

Podemos ayudarte

Dinos qué servicio te interesa y contactaremos contigo:

El envío del formulario supone la aceptación de la política de privacidad de Sanitas.