Tipos de anestesia

Embarazo Maternidad Grande
  • Información
Volver
  • 8
  • estrella numero 1
  • estrella numero 2
  • estrella numero 3
  • estrella numero 4
  • estrella numero 5
  • Tipos de anestesia
  • 2 Votos

Tipos de anestesia

Durante el embarazo, las clases de preparación al parto ayudan a desarrollar habilidades encaminadas a controlar el dolor, disminuyendo la necesidad de analgésicos durante el parto.

No obstante, cuando llegue el momento de dar a luz, se administrarán analgésicos según las necesidades; eso sí, siempre en cantidad tan baja como sea posible, porque pueden deprimir la respiración en el recién nacido.

Entre las diversas formas de anestesia, las más habituales son:

  • El bloque pudendo:

    Consiste en inyectar un anestésico local a través de la pared vaginal para que éste penetre en el nervio pudendo; de este modo, la parte inferior de la vagina y la parte posterior de la vulva quedan anestesiadas. Se suele aplicar esta técnica en los partos no complicados, en los que la madre desea colaborar empujando.

  • La anestesia general:

    No se recomienda en el parto habitual. Sin embargo, puede ser necesaria en la cesárea urgente, porque el tiempo que transcurre entre el inicio de la anestesia y el parto es muy breve.

  • La anestesia regional:

    Es la técnica más utilizada, en concreto, la denominada analgesia epidural, que suele tener resultados muy satisfactorios, con mayor efectividad y seguridad tanto para la madre como para el feto.

Anestesia epidural
La técnica consiste en la administración de un fármaco anestésico mediante punción a través de la piel de la espalda, a la altura de las vértebras lumbares, en el canal raquídeo. Su acción consiste en bloquear la transmisión nerviosa sensorial de las últimas raíces nerviosas que recogen la sensibilidad de la parte inferior del abdomen y la pelvis. No se altera la actividad motora muscular de esa zona.

  • Ventajas

o Puede utilizarse tanto para un parto vaginal como para una cesárea.
o Son poco probables las complicaciones.
o Se consigue un alivio de dolor bastante satisfactorio sin bloquear las funciones mentales.
o Se puede ir reforzando el efecto a medida que se va acabando.
o Reduce la presión sanguínea.
o Reduce la actividad muscular de las piernas.
o Reduce el trabajo que realizan los pulmones durante el proceso del parto.

  • Inconvenientes

o Hay algunas mujeres en los que se consigue un alivio de dolor incompleto e incluso algunos casos sin efecto alguno.
o Ralentiza un poco el proceso del parto.
o Puede dar dolor de cabeza.
o Mayor probabilidad de episiotomía o utilización de fórceps.
o Puede producir mareos y náuseas.
o No está indicada si la mujer ingresa ya en fase de dilatación completa y expulsión.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO
La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.
En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.
La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.
La información intercambiada en este servicio es confidencial, sin embargo su contenido podrá ser publicado omitiendo toda referencia a datos personales.

Volver
  • Valora este artículo

Podemos ayudarte

  • Dinos qué servicio te interesa y contactaremos contigo
  • Estamos en contacto

    Hemos recibido tus datos correctamente.
    En breve uno de nuestros agentes contactará contigo.

  • Sucedió algún error al enviar el formulario.
    Inténtalo de nuevo, por favor.

  •  
  • El envío del formulario supone la aceptación de la política de privacidad

recuperación postparto

[www.sanitas.es-WCS_Server_21]