Cuida tu corazón con una alimentación saludable

Una dieta sana y equilibrada reduce el riesgo cardiovascular ya que contribuye a mantener un peso adecuado, a descender la presión arterial y a mejorar los niveles de colesterol y otros lípidos como los triglicéridos.

Una alimentación saludable se basa en las siguientes características:
   

  • Equilibrio entre las cantidades de cada uno de los nutrientes entre sí.
      
  • Variedad: cuanto más variada sea la alimentación menor será la posibilidad de que se tomen cantidades perjudiciales.
      
  • Aporte calórico adecuado a las necesidades para alcanzar el peso ideal.
      
  • Se debe fomentar el consumo de productos vegetales frescos (cereales integrales, frutas y verduras), pescado azul y aceite de oliva extra virgen (de primera presión en frío). El consumo de vegetales incrementa el aporte de fibra y de sustancias antioxidantes.


A continuación puedes descargarte el Recetario Cardiosaludable, donde encontrarás sabrosas y nutritivas recetas que te ayudarán a que tu corazón lata con más fuerza.

Recetario Cardiosaludable (PDF 657KB)

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contenidos relacionados

Podemos ayudarte

Dinos qué servicio te interesa y contactaremos contigo:

El envío del formulario supone la aceptación de la política de privacidad de Sanitas.